Las elecciones del 6D darán una nueva visión de la realidad venezolana

NoticieroVenezolano.-  A estas alturas de la vida, Jorge Rodríguez todavía se siente conmovido por la experiencia con pacientes con síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) que presenció al escuchar su calvario mientras trabajaba como psiquiatra de enlace en la Clínica Universitaria de Caracas, el hospital ubicado en el local. de la Universidad Central de Venezuela donde estudió Rodríguez y fue presidente de la Federación de Centros Universitarios.


Era la década de los 80 y esta enfermedad era una sentencia de muerte. Mitigar esta condena a los pacientes era trabajo de Rodríguez. "Realmente extraño esas experiencias". Retirar la sentencia y al mismo tiempo señalar el sitio de San Bernardino donde tuvo su oficina hasta el 3 de enero de 2007, cuando Hugo Chávez lo nombró vicepresidente ejecutivo de Venezuela.

Acababa de ejercer el liderazgo del poder electoral entre 2003 y 2006, cuando le tocó anunciar que la oposición había ganado los votos para activar la retirada contra el mandato de Chávez celebrado en 2004.

Rodríguez recordó estos momentos en la entrevista que concedió a Últimas Noticias de Casona Anauco Arriba, una antigua finca cafetera de la época colonial, donde cumplió su promesa el lunes 26 de octubre, cuando pidió "un poco de paciencia" para cuéntanos la historia. de su reunión con un enviado del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en México en septiembre.

Pero era adicto a otra promesa. Se ofreció a contarnos "un día" quiénes eran los dos ostentosos dirigentes opositores que le explicaron las razones para no participar en las elecciones legislativas. "Si participamos, sabremos cuántos rumores tenemos y los gringos dejarán de arrestarnos tanto como ahora nos arrestan", confesaron estos dos altos dirigentes, según el gerente de campaña del Gran Polo Patriótico y candidato a la Asamblea Nacional. .

¿Cree que habrá cambios en la política de Estados Unidos hacia Venezuela tras los resultados de las elecciones en ese país?

Bueno, no sé qué hará el gobierno de Estados Unidos en su postura hacia Venezuela. Pero sé lo que tuvo que enfrentar el pueblo venezolano con la agresión del gobierno de Donald Trump, porque no creo que en los últimos 150 años de vida republicana haya habido un caso de asedio, acciones crueles y criminales contra todos. una población como la perpetrada por representantes de la extrema derecha venezolana bajo la administración Trump, con el objetivo final de tomar el poder y nuestros recursos. Entonces podría responderte qué posición ocupará Venezuela para enviar un mensaje al mundo, porque sabe hacerlo, mediante votaciones, el 6 de diciembre. Un mensaje que también debe ser escuchado por la administración estadounidense, sea la que sea. Aparentemente, esto será proclamado por Joe Biden.

- El 26 de octubre nos pidió paciencia para contarnos sobre su diálogo con un enviado del presidente Trump. -¿Que pasó?

-Si. Esta reunión tuvo lugar.

- Una agencia lo calificó como una reunión para entregarse a Maduro.

Ellos (la agencia Bloomberg) tenían que hacer esto. Entre los más cercanos al presidente Trump, invitaron al presidente Maduro a una reunión. Para enviar a alguien en una negociación secreta y lo asistimos. Y este no es el primero. Siempre que haya habido tal enfoque, diremos nuestra verdad. Esta reunión (en septiembre pasado) tuvo lugar con un hombre llamado Richard Grenell que fue embajador de Trump en Alemania, pero que es alguien de los antecedentes más cercanos. Solo hubo una reunión y decidimos tener más contacto.
.

Tenemos aliados, intelectuales, movimientos sociales, movimientos religiosos, que siempre han tenido también muy cerca al presidente Chávez y el principal interlocutor de todos estos movimientos fue el presidente Maduro, quien fue su canciller y quien anteriormente pertenecía al grupo. de Boston; Nos permitió establecer una serie de relaciones con personas que vieron con asombro, con asombro, lo que la administración Trump estaba haciendo contra Venezuela. Y ha habido contactos que probablemente servirán para establecer un diálogo con la nueva administración estadounidense en el futuro.

Fue vicepresidente y presidente del CNE. ¿Recuerdas algún momento que te marcó en estas posiciones?

En cuanto al CNE, el período de transición hacia el referéndum revocatorio fue muy tenso. Recuerdo que durante la primera sesión de la junta directiva del CNE, salimos a las 5 de la tarde y tenía mucha hambre. Miro hacia afuera y afuera de la puerta del CNE había un restaurante de comida rápida. Cuando camino, cientos de periodistas salen de la nada para hacerme preguntas. Nunca lo he visto en mi vida. Y cuando yo era vicepresidente, bueno, los que trabajamos con Hugo Chávez, sabemos a qué escuela se refería; el nivel de intensidad que puso sobre todo en los detalles. Lo que he aprendido.

"El diablo está en los detalles", dijo.

"Lo decía a menudo". Me pidió que lo ayudara a abrir el Children's Heart Hospital. Me mudé allí. Por cierto, tuve un accidente muy grave en ese momento y estaba en una camilla en el corazón del hospital que estaba en construcción. Recuerdo una de las veces que Chávez fue a inspeccionar. Llegó inesperadamente; Entró a una habitación, fue al baño y lo primero que hizo fue abrir el grifo del lavabo para ver si había agua; luego fue a la ducha y la abrió. Agarró las ventanas y las agitó para ver si estaban pegadas. Se prestó atención a los detalles y la verdad. No le gustó nada, ni a Maduro, la frase "no hay novedades". Dijo que cuando decían que era porque estaba lleno de novedades.

¿Qué frutos ha dado el diálogo con la Iglesia católica venezolana?
“Tuvimos un contacto cercano con un enviado especial del Papa Francisco en 2016. Fue un diálogo en Caracas, un museo de arte contemporáneo. Estuvieron Chuo Torrealba, Carlos Ocariz, Timoteo Zambrano, por la oposición. Y para el gobierno éramos Elías Jaua, Delcy Rodríguez, Roy Chaderton. El Papa envió a un comisionado y dio un paso al frente.

"Aldo Giordano, ¿era el comisionado Pietro Parolin?"

No. Parolín boicoteó este diálogo porque envió una carta sumamente arrogante y pateó la mesa que estaba naciendo. Luego, con motivo de la pandemia, el presidente Maduro pide un alto el fuego, una tregua. Entiendo que la alta jerarquía de la Iglesia Católica ha acogido con satisfacción este llamado, de hecho, se ha ofrecido a ser interlocutor entre partidos políticos, lo que pasa es que Guaidó se ha negado a cualquier tipo de acuerdo sobre el tema de la pandemia. Y luego ... hay cosas que no puedo decirte.

- ¿En cuál de estos operativos opositores conectó cuando era ministro de Comunicaciones se iba a trasladar el gobierno de Maduro?

- Fueron intentos muy graves de acción contra la república. Por ejemplo, los campamentos paramilitares para el entrenamiento de mercenarios aún no han terminado en Colombia, amparados por el gobierno de Iván Duque en complicidad con el narcotráfico. Mostramos la evidencia y los principales medios de comunicación hicieron la vista gorda. Fue una agresión continua contra Venezuela que acechaba la división de las fuerzas armadas y cierto tipo de violencia o una cabeza de puente que les permitía penetrar y generar una agresión real contra el país. No tenían la unión cívico-militar, que no es un lema, es una realidad.

El llamado dólar criminal, ¿ha venido para quedarse?

Todos los laboratorios, los mecanismos de desestabilización económica, política y social se han probado con Venezuela. Cortar los ingresos de Venezuela fue algo aterrador, el presidente Maduro guardó silencio, digamos, hasta que introdujo la ley antibloqueo, comunicó la realidad al país, la cruda realidad. que estamos viviendo por el bloqueo y las sanciones. Creo que estos nuevos mecanismos que se buscan en los momentos actuales de audacia en el manejo de la economía y la búsqueda de una manera, a través de la ley antibloqueo, de ingresar la moneda necesaria para mejorar la calidad de vida de todos, darán resultados, darán sus frutos. . Por otro lado, creo firmemente que el mensaje que envíen las elecciones 6-D tendrá un impacto positivo en la economía del país. No tuvimos más remedio que responder a la guerra con estrategias audaces que nos permitieran preservar la vida de los venezolanos en términos complicados, pero avanzando.

¿Existe capitalismo de Estado o socialismo del siglo XXI en Venezuela?

Creo que el socialismo del siglo XXI lo estableció muy claramente Hugo Chávez, mucho antes de que ganara las elecciones de 1998. Es un socialismo que se basa, ante todo, en corregir las profundas desigualdades que fueron la violencia brutal en Venezuela. Pobreza crítica que se ha reducido a alrededor del 40%. En segundo lugar, la búsqueda de entrar en un mundo multipolar, de alejarse de los polos de poder que tanto daño han hecho a este continente. En tercer lugar, el carácter profundamente nacionalizado Hemos puesto a Mao, Lenin, en los grandes timones, pero muchas veces no nos hemos puesto en la realidad cotidiana del venezolano. El presidente Maduro ha mantenido estos tres pilares de lo que se ha denominado socialismo del siglo XXI: equidad, justicia, nacionalismo y soberanía.

La Constitución habla de libre empresa, de responsabilidad, habla de donde el Estado debe tener una participación preponderante, la búsqueda de la justicia social. Todo esto está establecido en el capítulo económico de la Constitución. Entonces creo que es una discusión bizantina pensar si todo debería pertenecer al estado. Creo en los grandes avances que se han realizado para preservar nuestros recursos naturales y la propiedad estatal de la riqueza petrolera y mineral. También creo que una comunidad empresarial privada nacional debe integrarse en la producción de riqueza en Venezuela. Esto está sucediendo actualmente con la producción de alimentos. Pero es necesario advertir que una cosa es los empresarios privados que generan riqueza y otras son empresarios privados parásitos que tienen más de 100 años chupando la renta petrolera.

En respuesta a las recomendaciones de Diosdado Cabello de tratar como pacientes a un sector de la oposición, lo consultamos al respecto. “Creo que es realmente un problema de derecha; hay una cierta mezcla de soberbia y negación de que el otro existe ”, respondió primero el psiquiatra Jorge Rodríguez, quien soportó este diagnóstico en sus notas que aún guarda en los cuadernos del proceso de negociación en torno a la revocatoria de 2004 con Alberto. Quirós Corradi y Ezequiel Zamora como representantes de la oposición. "Tuvieron el valor de no admitir esta derrota", comentó. "Yo les diría que comprendan que existimos, que aprendan a vernos, que bajen su arrogancia ", aconsejó.

"Los gringos han intentado reimprimir un récord de combate aéreo en Venezuela que les permitiera actuar como policías del mundo y presentarse permanentemente en Venezuela".

“En Estados Unidos se han dado cuenta de que esta política de sanciones, bloqueo, además de ilegal, ilegítima, además de profundamente cruel, es muy ineficaz para sus propósitos; porque si lo hacemos, todos hemos sufrido las sanciones, principalmente los venezolanos que votaron por la oposición ”.

 “Lo que se impone es un diálogo real, profundo y constructivo; no sólo un diálogo con los demás países del mundo que quieran revisar sus relaciones con nosotros, sino también un diálogo entre venezolanos, para lo cual AN tendrá un papel decisivo ”.

“Chávez era un amante de la democracia. También muy respetuoso. Nótese que cuando perdimos la reforma constitucional corrimos el riesgo de ganarla porque aún había pocas voces dentro del país por venir. Creo que la diferencia fue de menos de 19.000 votos a favor del No. Y Chávez dijo: "No quiero una victoria así". Si fuéramos como Trump, cada voto cuenta, quién sabe qué hubiera pasado en esa ocasión. "

Entradas que pueden interesarte

facebook