Para combatir la escases de efectivo el gobierno acelera el uso de pagos digitales

Noticiero Venezolano.-  En medio de la crisis del dólar y el bolívar, el régimen de Maduro busca acelerar los pagos digitales en Venezuela


Para hacer frente a la creciente escasez de liquidez que está detrás del cuarto año de hiperinflación en Venezuela, el régimen de Nicolás Maduro está presionando a los bancos y exigiendo que aceleren los pagos digitales contrarreloj, dijeron tres fuentes financieras.

Maduro dijo que el sistema de transporte público, que maneja aproximadamente tres cuartas partes de todos los billetes de Bolívar que circulan en la economía, es la primera y más urgente fase del plan del “bolívar digital”.

En reuniones que el gobierno ha mantenido con los bancos desde enero, pidió que los puntos de pago electrónico se distribuyan entre los operadores, los encuestados dijeron que solicitaron hablar bajo condición de anonimato. Al mismo tiempo, se está instalando un sistema similar para cobrar viajes en el metro de Caracas.

Pero como la venta e instalación de máquinas de pago electrónico lleva mucho tiempo, cientos de venezolanos forman largas filas frente a las oficinas del banco y reciben un límite de unas pocas entradas al día en taquilla, lo que en un país con una inflación anual. del 2665% sólo pagan unos pocos viajes en transporte público.

Muchos venezolanos han dejado de usar bolívares en efectivo para comprar alimentos y otras emergencias diarias. Se necesitan 4050.000 billetes de bolívares para comprar un kilo de arroz. A veces, la mejor opción es pagar en efectivo o con tarjetas de débito en dólares, y algunas están respaldadas por ahorros en divisas en cuentas locales o internacionales.

El Banco Central destacó la crisis de caja al anunciar que este mes estarán circulando nuevos billetes y el más alto es 1 millón de bolívares, lo que equivale a medio dólar.

“Pagar el boleto es complicado porque no hay efectivo”, explica Marina Ospino, una trabajadora informal que viaja casi todos los días sin su propio vehículo. “Hay que tener una fortuna para ir de compras”, agregó la madre de dos, que recibe hasta 400.000 bolívares durante una visita al banco.

Si bien los pagos digitales para el transporte público son la norma en todo el mundo, Venezuela nunca ha adoptado nada parecido para su caótico sistema de líneas de autobuses independientes.

Los transportistas en el país sudamericano han comenzado a recibir dólares o billetes de cinco dólares por falta de bolívares en efectivo, y como las monedas extranjeras viajan en autobús, una dolarización informal de la economía y la desigualdad entre quienes tienen o no han profundizado los cambios. .

Maduro ha reconocido que el dólar sirve como una "válvula de alivio" para las sanciones estadounidenses, aunque sigue acusando al gobierno estadounidense de intentar derrocarlo.

El volumen de bolívares en billetes en la economía representa el 2% del dinero que circula en el país mientras que hace dos años equivalía al 7%, según datos del BCV. Se sobró papel moneda para pagar el transporte público. “La gente va a la taquilla a pedir dinero. De las operaciones que se realizan en los bancos, el 80% se utiliza en transporte ”, dijo una fuente financiera.

En la lucha contra el coronavirus, el gobierno mantiene un plan de cuarentena que permite abrir oficinas bancarias cada dos semanas. Muchos pasan esos cinco días consecutivos en los bancos para retirar dinero y, en un día, también se alinean con dos sucursales para acumular facturas, dijeron testigos a Reuters.

“Para llegar a Valles del Tuy (en las afueras de Caracas), gasto al menos un millón de bolívares”, dijo Karina, una enfermera que pidió proteger su apellido. Estaba en la fila para entrar a un banco estatal y recibir billetes de 400.000 bolívares. "La cola es para el boleto (del bus), con eso (400 mil bolívares) no se puede comprar ni un solo dulce", agregó.

A medida que el gobierno impulsa el sistema digital, fuentes de las industrias de finanzas y transporte dijeron que el plan de pago digital no iba tan rápido como se esperaba. Señalaron que hay escasez de plástico para fabricar tarjetas y los operadores tardan en comprar los puntos de pago importados que algunos bancos venden por 150 dólares y a crédito.

Entradas que pueden interesarte

facebook