Dia de nuestra Señora de Fátima es celebrado por el mundo Catolico

Noticiero Venezolano.-  Entre mayo y octubre de 1917, Nuestra Señora se apareció seis veces a tres niños portugueses en un campo, la Cova de Iria, cerca del pequeño pueblo de Fátima, a unas setenta millas al norte de Lisboa. Los niños que recibieron las apariciones se criaron en un ambiente piadoso. Eran Lucía dos Santos, de diez años, su primo menor Francisco y su prima Jacinta. Cuidaban las ovejas juntos y, a menudo, se arrodillaban al aire libre para rezar el rosario.


La primera aparición ocurrió alrededor del mediodía del domingo 13 de mayo de 1917, cuando un brillante relámpago llamó la atención de los niños. Una bella dama vestida de blanco apareció y pidió a los niños que regresaran el día trece de cada mes. Durante estas apariciones, María pidió a diario rezar el rosario por la conversión de los pecadores y pidió devoción a su Inmaculado Corazón. También pidió oración, penitencia y la consagración de Rusia a su Inmaculado Corazón. También habló de observar el primer sábado de cada mes yendo a la confesión y recibiendo la Sagrada Comunión para reparar los corazones de Jesús y María.

El día de la última aparición, el 13 de octubre de 1917, se identificó como “Nuestra Señora del Rosario”. En este día tuvo lugar el espectacular milagro del sol, que fue presenciado por una multitud de alrededor de setenta mil personas. El sol parecía caer del cielo. Después de un largo interrogatorio en la diócesis, una declaración hecha en 1930 por el obispo de Leira, en cuya diócesis habían tenido lugar estas apariciones, reconoció la veneración de Nuestra Señora de Fátima. El joven vidente Francisco murió el 4 de abril de 1919 y su hermana el 20 de febrero de 1920. Sor Lucía, la única sobreviviente, vivió como carmelita durante muchos años hasta su muerte el 13 de febrero de 2005.

La primera estructura erigida en el lugar de las apariciones fue un pequeño arco, que pronto fue reemplazado por una capilla muy pequeña sobre el lugar de las apariciones. Cuando esta primera capilla fue destruida por dinamita en 1922, se construyó una segunda capilla, y cerca de ella el Pabellón de los Enfermos.

La primera piedra de la Basílica de Nuestra Señora del Rosario se colocó el 13 de octubre de 1928 y la construcción terminada fue consagrada solemnemente por el Cardenal Cerejeira, Patriarca de Lisboa, el 6 de octubre de 1953. En el pórtico de la basílica hay quince altares en honor a los misterios del rosario.

El 31 de octubre de 1942, el Sumo Pontífice Papa Pío XII (1939-1958) consagró solemnemente el mundo al Inmaculado Corazón de María en honor al 25 aniversario de las apariciones. Su enviado papal, el cardenal Masella, coronó la estatua de Nuestra Señora de Fátima el 13 de mayo de 1946, el tricentenario de la consagración de la nación portuguesa a la Inmaculada.

Con motivo del 50 aniversario de las apariciones, Su Santidad el Papa Pablo VI (1063-1978) hizo una peregrinación a Fátima el 13 de mayo de 1967. En esta ocasión publicó una Carta de Exhortación Apostólica Signum Magnum en la que invitaba a todos los miembros de la Iglesia a consagrarse a la Inmaculada Concepción y traducir este acto piadoso en acciones concretas en su vida diaria.

El Papa Juan Pablo II ha estado en Fátima tres veces. Allí beatificó a dos de los tres niños pastores en 2000. El trasfondo de esta estrecha relación se encuentra principalmente en el intento de asesinato de Ali Agca el 13 de mayo de 1981, aniversario de la primera aparición de Fátima. Juan Pablo II estaba firmemente convencido de que solo había sobrevivido al intento de asesinato en la Plaza de San Pedro con la ayuda de Nuestra Señora. Recordó a los creyentes que “el mensaje de Fátima es un llamado a la conversión y al arrepentimiento”. Una vez más, consagró el mundo al Inmaculado Corazón de María y llamó a todos a la oración, especialmente al rosario.

O.H. |  www.noticierovenezolano.com

     

Entradas que pueden interesarte

facebook