En el estado Portuguesa se han perdido 12 millones de kilos de frijol por fallas con el combustible

Noticiero Venezolano.-  Fedeagro y Fedecámaras Portuguesa advirtieron que entre 13.500 y 15.000 hectáreas de este artículo quedaron en los campos del eje agrícola de la región, ya que no se pudieron cosechar a tiempo ya que las unidades de producción no recibieron el diésel necesario. Ahora temen que el ciclo de invierno y la siembra de maíz no se hagan realidad

Cerca del 30% de la superficie sembrada con frijol sembrado en el ciclo estival norte en Portuguesa, o unos 12 millones de kilos, se ha perdido por falta de diésel. Los datos fueron proporcionados por Aquiles Hopkins, presidente de la Confederación de Asociaciones de Productores Agrícolas (Fedeagro).

Además de Hopkins, líder agrícola de la región, aclararon que la escasez de hidrocarburos hizo que entre 13.500 y 15.000 hectáreas de este producto no se pudieran cosechar y, por lo tanto, no llegaran a los centros de almacenamiento.

En la comarca entre los municipios de Turén, Santa Rosalía y Esteller se han sembrado unas 50.000 hectáreas de frijol, correspondientes al eje agrícola. Para recolectar esta proporción se necesitaron cerca de 1.500.000 litros de diésel, según la solicitud realizada por las asociaciones agrarias ante el gobierno regional.

El propio gobernador Rafael Calles, el 4 de febrero, se comprometió con las asociaciones agrarias a gestionar el envío del combustible necesario durante la reunión a la que asistieron los directivos nacionales de Fedeagro. Sin embargo, como máximo, entregan solo 200 litros cada quince días a los agricultores, según Celso Fantinel, primer vicepresidente de Fedeagro.

Osman Quero Pérez, presidente de Fedecámaras Portuguesa, aclaró que las pérdidas de cosecha comenzaron en diciembre de 2020, cuando no se disponía de la disponibilidad necesaria de diésel para llevar a cabo la siembra prevista y realizar el correcto mantenimiento.

“La siembra se retrasó mucho entonces y ahora quedan muchos frijoles y sésamo en el campo. Nos sorprendieron las lluvias y como resultado tenemos una cosecha perdida y una cosecha de baja calidad, que produce y no será destinada al consumo humano, por lo que quizás habrá que ir a otros mercados, como la alimentación balanceada para animales, ”dijo el dirigente sindical y también director de la Asociación de Productores Agropecuarios Independientes de Turén (Pai).

Quero Pérez advirtió que debe quedar claro que la actividad agrícola tiene periodos que no se pueden postergar, y que están determinados por el clima, por lo que el riesgo del próximo ciclo -el invernal- permanece latente, por la escasez de diésel. lo que impide la preparación del terreno para la siembra del maíz, el de mayor consumo nacional.

“El sector alimentario debe priorizarse en consecuencia. Por el momento, el suelo no está preparado para la siembra de maíz de invierno 2021, y esto dará como resultado una siembra tardía, espero que la lluvia no entorpezca estas labores y estas circunstancias no llevarán a la escasez de un artículo que ha una gran connotación social por el papel que juega para la arepa venezolana ”, dijo.

O.H. |  www.noticierovenezolano.com

     

Entradas que pueden interesarte

facebook